Un conjunto de reflexiones para los Estados miembros mientras la ONU despliega su reforma a nivel regional.

febrero 3, 2020

“La reforma regional debe ir mucho más allá de la colaboración técnica; debe guiar una nueva política interna, en la que las entidades de la ONU trabajen realmente juntas a nivel regional. La era de los ODS ha llevado a la ONU a pedir a todas las organizaciones que modifiquen radicalmente su forma de trabajar en respuesta a los enormes desafíos mundiales, pero uno se pregunta si la ONU es suficientemente consciente de cómo tiene que cambiar ella misma, o del ejemplo que tiene que dar a los demás”. 

El Cepei visitó todas las regiones de la ONU dos veces en 2019 y elaboró un informe muy bien recibido que ayudó a dar forma a las cinco recomendaciones del Secretario General para la reforma regional.

En el primer semestre de 2019, Cepei elaboró un importante informe sobre las reformas regionales que podrían ser adecuadas. Este documento se basó en cientos de entrevistas en todo el mundo, en persona y por vídeo, y fue validado por un comité de expertos independientes procedentes de diversos sectores. 

A través de esta investigación, Cepei pudo recabar una visión profunda del proceso de reforma en las cinco regiones y llegó a seis conclusiones principales que pueden ayudar a entender los puntos fuertes y las oportunidades identificadas a nivel regional.  

Mejorar la comunicación y fomentar el liderazgo a todos los niveles son algunas de las principales conclusiones basadas en este análisis, que fue un reflejo de lo que nos dijeron en nuestros encuentros personales. 

Principales Hallazgos

La reforma regional tiene que ir mucho más allá de la colaboración técnica; tiene que guiar una nueva política interna, en la que las entidades de la ONU trabajen realmente juntas a nivel regional.

En las cinco regiones encontramos niveles razonables de claridad sobre las cinco recomendaciones establecidas por el Secretario General. Sin embargo, encontramos una comprensión mucho más limitada de las razones que subyacen a estas recomendaciones. Conocen el "qué", pero no están seguros del "por qué".

El Secretario General y su equipo no pueden producir una transformación significativa por sí solos. Necesitan el compromiso de los Estados miembros y del sistema de la ONU en su conjunto. La colaboración es la clave de esta reforma.

Main Findings

La reforma regional tiene que ir mucho más allá de la colaboración técnica; tiene que guiar una nueva política interna, en la que las entidades de la ONU trabajen realmente juntas a nivel regional.

En las cinco regiones encontramos niveles razonables de claridad sobre las cinco recomendaciones establecidas por el Secretario General. Sin embargo, encontramos una comprensión mucho más limitada de las razones que subyacen a estas recomendaciones. Conocen el "qué", pero no están seguros del "por qué".

El Secretario General y su equipo no pueden producir una transformación significativa por sí solos. Necesitan el compromiso de los Estados miembros y del sistema de la ONU en su conjunto. La colaboración es la clave de esta reforma.

About the author

Acerca del autor

Share This