Gobernanza de los ecosistemas de desarrollo de Big Data

La enorme cantidad de información que fluye a través del bolsillo de una persona cada día es más grande de lo que jamás se haya imaginado. Las personas consumen y producen información constantemente y cuando se multiplican por millones de usuarios, el crecimiento es exponencial y los usos potenciales son infinitos. Si bien las sociedades se han estado preparando para este cambio, el flujo ha sido difícil de canalizar en los años iniciales; por un lado, la capacidad de almacenamiento, análisis y utilización de la información fue menor que la cantidad de información generada y, por otro lado, muchas personas, instituciones y  gobiernos no se han organizado para participar en las demandas actuales de uso adecuado de la información. Los desafíos son enormes, por lo que se requieren acciones para proponer posibles usos futuros de la información que puedan promover el desarrollo sostenible a través del monitoreo y la toma de decisiones y, al mismo tiempo, permitir que algunos grados de prevención de todo el ecosistema queden fuera de control.

El desafío básico es comprender los posibles escenarios futuros y proponer mecanismos para aprovechar el uso de la información.

Este documento tiene como objetivo describir los desafíos actuales que enfrentan los gobiernos nacionales y, en consecuencia, la sociedad y la comunidad global, con el aumento de la producción de información y las múltiples posibilidades de usarla, difundirla y regularla. La Gobernanza del Big Data implica reconocer la complejidad inherente de sus ecosistemas de desarrollo y proponer escenarios para la articulación de acciones que persigan un mejor uso de la información e incrementen los beneficios de este uso para la sociedad. Las discusiones actuales sobre temas de desarrollo han resaltado la importancia de la información y la gestión de datos como cruciales para mejorar la calidad de vida, la transparencia de los gobiernos, los ecosistemas empresariales y la protección del medio ambiente; por lo tanto, el desarrollo sostenible en los contextos actuales requiere conversaciones profundas y acciones inmediatas sobre los ecosistemas de datos donde el Big Data desempeña un papel clave en la actualidad.

 

Retos futuros para los ecosistemas de Big Data

 

 

Los incentivos son el núcleo de una gobernanza adecuada y su identificación permite diseñar interacciones adecuadas que serán sostenibles y no exigirán catalizadores artificiales.


El ámbito público tiene la gran responsabilidad de reproducir los bienes públicos que se producen con los recursos de todos y benefician a todos (o al menos intentan hacerlo), mientras que el sector privado tiene que tomar decisiones basadas en inversiones y rendimientos que proporcionan los servicios necesarios, pero restringen la capacidad de generar beneficios reales de un mercado.


La interacción social permitirá identificar múltiples actores con una variedad de incentivos que brindan nuevas posibilidades para la gobernabilidad, lo que al final significa nuevas posibilidades para la toma de decisiones.


Identificar objetivos, reconocer la estructura social y decidir dónde asignar recursos y esfuerzos permitirá el desarrollo de mecanismos de gobierno específicos para cada sociedad que intente promover los ecosistemas de Big Data.


Descarga el documento (en inglés)